Crónica de un viaje anunciado (Chetumal 2016)

domingo, 19 de junio de 2016


Si recuerdan bien, hace un año participé en los Juegos Deportivos y Culturales que lleva acabo la Secretaría donde trabajo, para fomentar la convivencia y la competencia sana entre sus trabajadores. Este evento, se realiza en dos etapas distintas: la primera en Junio -que es la etapa regional y suelen ir los estados vecinos- y la segunda en Agosto/Septiembre -que es donde compiten los ganadores de los regionales y puede ser en cualquier estado de la República Mexicana-. Estos juegos se realizan anualmente, así que cada año, si deseas ir, tienes que prepararte para competir en una disciplina.

Asimismo, cada edición cambia de sede. Y en esta ocasión, el estado anfitrión -y más específicamente la ciudad anfitriona- fue Chetumal, Quintana Roo. Este evento es grande y normalmente somos 500 o más participantes que se dividen en disciplinas grupales e individuales y, estas a su vez, se dividen en deportivas y culturales. Mi disciplina -como el año pasado- es canto y suele ser de las más vistas, además, que es con la que suelen cerrar los juegos, así que siempre existe un grado de nerviosismo para hacer las cosas bien. Y honestamente, para estas fechas, empiezo a agobiarme con el concurso y a cambiar de canciones cada dos horas. Sin embargo, este año fue mi compañera de Campeche -que ha sido campeona nacional-, lo que ayudo a mejorar la experiencia. Claro, también influyó que ya sabía lo que iba a pasar, así que pude tomarme las cosas con más calma.

No sólo eso, el año pasado con los kilos de nervios, no estuve especialmente platicadora con los demás participantes y fue un gusto comprobar que, a pesar de ello, te vuelves parte de la familia. Con respecto a mi participación -y para no hacer la entrada kilométrica- en el ensayo recibí buenos comentarios de mis compañeros de concurso y me sentí muchísimo más segura en el escenario. Ya en el evento en sí y después de haber dado los resultados, uno de los jueces se me acercó a decirme que tenía una hermosa voz y eso, quieras o no, te infunde un poco de confianza. Por otra parte, me complace mencionar que mi compañera de Estado ganó el primer lugar y ella irá a la Etapa Nacional, junto a una compañera de Quintana Roo.

Respecto a Chetumal, debo decir que es una ciudad muy tranquila, aunque el tiempo que estuve no fue suficiente para visitar todo lo que hubiera querido. No obstante, fui a Bacalar, que desde 2007 está catalogado como «Pueblo Mágico» por la Secretaría de Turismo en México y es ahí, donde está la Laguna de los 7 Colores, uno de los mayores puntos turísticos de la ciudad. Lo mejor, es pudimos bañarnos y tuvimos la oportunidad de tomar un recorrido por toda la laguna, que está impresionante, ya que cuenta con varios cenotes dentro de ella, incluyendo un Cenote Negro que tiene 80 metros o más de profundidad.

Y bueno, todavía no se sabe cuál será nuestro próximo destino -tiene rato que se escucha que mi ciudad será anfitriona-, pero lo importante es seguir participando e ir aprendiendo en el camino. 

1 comentario:

  1. ¡Buenas y bienvenida! ~
    Acabo de comentar en tu otra entrada, pero te doy la bienvenida aquí; sí, así soy yo ~ XDUu

    Me alegra ver que lo has pasado tan bien y que te fueron bien las cosas. Suena muy divertido lo de las actividades, no pensé que fueran con tus compañeros de trabajo, vaya gusto trabajar en un ambiente así :]

    He buscado los lugares que mencionas (Chetumal, Bacalar y La laguna de los siete colores) y son INCREÍBLES *0* ¡Pero qué preciosidad de sitios! ♥ Además no tenía idea de que los "cenotes" se llamaban así, me encantaban las fotos que veía, pero no sabía cómo se llamaban .u.Uu Nunca te acostarás sin saber una cosa más, supongo.

    Espero que lo sigas pasando bien en tus próximas actividades y, por ahora, verte por aquí ;]

    ¡Saludillos! ♪

    ResponderEliminar

By WO Designs. Con la tecnología de Blogger.